[CRÍTICA] Lluvia de balas en día soleado. Acerca de “Monos”, de Alejandro Landes

Por Paolo Mori Rojas

Un grupo de adolescentes pertenecientes a “la Organización” tiene la misión de proteger a una doctora norteamericana, su prisionera de guerra. La historia no tiene referencias geográficas claras, tampoco una situación política ni bandos determinados. La intención de omitir datos históricos y/o periodísticos es extender los conflictos armados más allá de su dimensión referencial, invitando al espectador a zambullirse en el sentido irracional de la guerra.

Aunque bajo las estrictas órdenes militares, el pelotón no puede someter las faltas de criterio propios de su edad. La disolución del grupo entonces, resulta inminente debido a la discrepancia entre los códigos militares y la adolescencia.

Visualmente transmite un constante vértigo, días tras días de tensión sin descanso. Los paisajes relatan una suerte de caída a una realidad cruel e implacable, comenzando en un bello paisaje en las montañas para dar paso a un descenso salvaje hacia la selva. El sueño de cumplir con tranquilidad la misión se pierde río abajo.

Las actuaciones nunca flaquean, resultan impecables al demostrar los efectos emocionales de la guerra. Con risas desquiciadas, llantos espontáneos y pérdidas de identidad, la demencia de la guerra se hace carne en cada uno de los integrantes.

“Monos” vuelve al sitio de películas como “Apocalypse Now” o “El señor de las moscas” pero desde una mirada latinoamericana: frenética, confusa y paradójica. La película conversa con sus referencias, las trabaja y digiere para entregar un final desolador: rodeados de fragmentos somos rescatados del delirio, los recuerdos de una herida.

Ficha técnica

Dirección: Alejandro Landes
Guión: Alexis Dos Santos, Alejandro Landes 
Música: Mica Levi
Fotografía: Jasper Wolf
Reparto: Julianne Nicholson, Moises Arias, Jorge Román, Sofia Buenaventura, Laura Castrillón, Sneider Castro
Género: Drama 
Duración: 102 min.

 

Dejar un comentairo